Dile que no me tema, amor, y dile

Dile que no me tema, amor, y dile

Que yo estoy a su lado como el aire,

Como un cristal de niebla o como el viento

Que se aquieta en la tarde.

Dile que no me huya, amor, y dile

Que no me vuelva a herir, que no me aparte,

Que soy el brillo húmedo en sus ojos

Y el latido en su sangre.

Dile que no me aleje, amor, y dile

Que yo soy el umbral de su morada,

El agua de su sed

Y aquél único pan para su hambre.

Dile que no se oculte, amor y dile

Que ya no tenga rostro ni señales

De haber vivido antes de quererme.

De haber vivido, antes.

Dile que no recuerde y dile

Que no respire, amor, sin respirarme.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

J.P.F.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: